No es fácil hoy en día encontrar una Estupenda que tenga niveles de vitamina D por encima de 40 ng/ml aún estando expuesta al sol de manera habitual.

Es habitual encontrar Estupendas entre 10 y 20, lo cual afecta a tu peso y tu salud de muchas maneras (mental, hormonal, huesos)

La piel más oscura, el exceso de grasa, la polución ambiental, polimorfismos genéticos, corticoides, daño hepático, infecciones, envejecimiento, protector solar, pueden impedir unos buenos niveles de vitamina D.

El sol es sin duda la mejor manera de producir esa vitamina D de manera endógena, sin embargo la suplementación puede ser necesaria para mantener unos niveles óptimos.

Parece que la suplementación diaria es más eficiente que megadosis para el objetivo de mantener niveles estables de 25-OH vitamina D.

Parece ser que las megadosis pueden aumentar la actividad de la enzima 24-hidroxilasa (CYP24A1) que convierte la 25-OH-Vitamina D en su forma inactiva.

La vitamina D se absorbe un 30% mejor con la toma de grasas, ya que es una vitamina soluble en grasa.

Es clave también la exposición diaria al sol durante 10 – 20 minutos, según el tono de la piel.

El mejor horario para esta exposición al sol sería de 10 am a 16 pm.